Los videos para empresas se han vuelto uno de los recursos mas eficientes y utilizados por el marketing.

Te decimos como sacarle el mejor provecho.

Un video corporativo en cuanto más corto, mejor.

Hacer un video excesivamente largo hará que tus clientes dejen de prestar atención en cierto momento y terminen por dejar de verlo. No dejes que tu video corporativo sea en vano asegúrate de que tu casa productora lo haga corto. Si puede durar menos de 5 minutos, mucho mejor.

Piensa bien sobre qué quieres comunicar en tu vídeo.

Los videos para empresas frecuentemente se convierten en cúmulo de datos e ideas sin una narrativa especifica. Tu video no será nada claro si no sabes qué quieres plasmar en él. Toma muy en cuenta cuáles son tus objetivos y cómo quieres representarlos en tu vídeo corporativo. Puedes pedir ayuda a tu casa productora para que las ideas sean más claras y así puedan juntos crear un guión en el que no se vaya un solo detalle.

Confía en los expertos en video.

Los encargados de la producción de tu video son seguramente gente profesional con alta experiencia y creatividad realizando videos para empresas. Cree en las opiniones de tu casa productora, sus críticas y sugerencias, te ayudarán a conocer qué es lo que funciona para sacar mejor provecho de tu vídeo corporativo y lo que no.

Deja en claro qué quieres grabar.

Si no deseas que el proceso productivo de tu empresa o sus instalaciones sean grabadas, evítate problemas y coméntalo a tu casa productora.

Pide cuentas claras.

Con un presupuesto sumamente detallado de parte de tu casa productora puedes saber en qué se está invirtiendo tu dinero y cuánto cuesta hacer tu vídeo corporativo. No aceptes presupuestos en general para evitar gastos extra después.

Conoce cuándo y dónde.

Detalla las fechas y el tiempo que llevará preparar y producir cada fase de tu vídeo corporativo. Haz un timeline que te ayude a saber en dónde estás y cuánto falta para finalizar tu proyecto. Cuida no mover mucho los plazos porque puede arruinar el resultado.

Dile adiós a palabras que no todos van a entender.

Olvídate del lenguaje técnico, los videos para empresas no necesita más que un lenguaje sencillo y comercial que cualquiera pueda entender. Puedes ocuparlo sólo si tu producto es muy especializado y su cliente meta conoce a la perfección términos técnicos. Ten cuidado y consulta a tu casa productora para la creación de tu guión.

Invierte en recursos, los videos para empresas reflejan la identidad de las compañías.

Utiliza un excelente equipo de grabación y haz que tu vídeo impresione y seduzca a tu público con tomas  y planos espectaculares. Las imágenes son muy importantes en el impacto visual que puede tener tu vídeo corporativo y es el reflejo de toda tu imagen. Poca o buena calidad en tu video será la imagen que quieras que tus clientes o prospectos persigan de ti.

La post producción detallada es clave para cumplir los objetivos de los videos para empresas.

Nadie querrá ver un video que no luce bien, destaca el tuyo con gráficos de buena calidad y recursos como animación 3D. Una excelente post producción impactará a tus clientes y hará que sobresalga de la competencia.