El Guión de Video Corporativo: Todo lo que necesitas saber para contar una historia convincente sobre tu empresa o marca y enamorar a tus clientes en 60 segundos o incluso menos.

Pero para esto, antes de que pienses en la producción de video o animaciones de muy buena calidad, debes de enfocarte en crear un guión que sea la estrella del video.

Un guión bien escrito y que sea comprometedor es la base para un vídeo corporativo que explica todo de la manera correcta sin aburrir a la audiencia.

Si no se hace bien esto último, el resto del proceso de creación podría ser en vano.

Entonces, ¿cómo hacer el guión de video corporativo que sea capaz de enamorar y no dé sueño?

Conoce a tu audiencia, orienta tu video a una acción y no dejes de dar el mensaje que quieres dar. Ya sea que tengas en mente producir un video corporativo, video institucional o promocional, aquí te damos algunos tips para que tu guión sea perfecto:

El guión de video corporativo debe ser corto.

En producción de videos corporativos el tamaño de tu guión depende de tu audiencia. Hay quienes pueden esperar por 6 minutos o más, pero el público de internet sólo podría hacerlo por unos 2 o máximo 4 minutos, dependiendo qué tan interesante es tu material y que tan útil podría ser tu producto para ellos.

Que tu mensaje esté dentro de los primeros 30 segundos.

Al comenzar a escribir un guión de video corporativo te enfrentaras al primer reto que es enganchar. Haz que el mensaje de todo tu video entre en un solo enunciado  y coloca ese enunciado dentro de los primeros 30 segundos del guión. Eso hará que tu audiencia sepa a qué le debe poner atención.

Habla personalmente a tu público.

La forma más fácil de hablar al público es hablarles de “tú” y “tuyo”. También funciona mostrarles cosas que a ellos realmente les interesen. No pierdas tiempo diciéndoles algo que ya saben, mejor enfócate en lo que necesitan saber sobre ti y que hará que obtengas su confianza para que hagan lo que quieres que hagan: comprarte.

No seas lejano a tu audiencia, no pases por encima de ellos y no digas cosas que no entiendan. Vuélvete un amigo más y verás que tendrás más oportunidades para venderles algo.

Encuentra el tono correcto.

A la hora de escribir y planear un guión de video corporativo, hazte una imagen de tu cliente meta al momento de seleccionar el tono de tu video. Escribe en un enunciado por qué estarás haciendo el video y qué quieres que tu audiencia haga después de verlo. Esto te dará sugerencias sobre el tono que puedes ocupar para tu pieza final. Tú decides si incluyes gente en una oficina, un salón de clases, un documental o una animación colorida.

Un buen guión de video corporativo cuenta historias.

La mayoría de los videos empiezan presentando un problema (un problema que puede tener tu cliente meta), introducen una solución (tu producto o servicio) y explican cómo funciona (sus propiedades) y orienta a llevar a cabo una acción (invitación a tu audiencia a comprar tu producto).

Las estadísticas y las definiciones están bien en un salón de clases, no en un video promocional. Mejor, aprovecha el poder que tienen los videos para contar a tu público en qué forma ayuda tu empresa y los beneficios que traen tus servicios a las personas. Mientras cuentes buenas historias sobre ti será muy fácil que tu audiencia entienda qué ofreces y qué puedes hacer por ellos.

Si quieres que tu video tenga personajes, imagínate a gente real. Es muy fácil escribir un diálogo realista si escribes para alguien que ya conoces.

Utiliza el buen humor de una manera inteligente.

En tu guión de video corporativo puedes incluir humor, siempre y cuando éste apoye y enriquezca tu mensaje. Asegúrate de que tus toques de humor encajen con la historia que quieres contar y recuerda siempre que el humor mal utilizado puede distraer o alejar a tus clientes.

Un tip: Puedes intentar incluir humor escrito en tu guión, pero a veces es más efectivo incluirlo como parte de la animación en la pantalla.

Encuentra el ritmo.

Cuida que tu diálogo tenga entre 125 y 150 palabras por minuto y aunque tú creas que puedes hablar 200 palabras o más en el mismo tiempo, recuerda que quien haga el voiceover necesitará tiempo para respirar, dar tiempo al público para entender lo que está diciendo. Un guión muy rápido sólo los sobrecargará y hará que se harten por no entender mucho.

Cuando produzcas un video para presentarte, no dejes de lado al guión. Tómate tu tiempo y crea un guión perfecto. Procura que tus colegas y amigos te den feedback y asegúrate de que tu vídeo será atractivo y fácil de entender.