En la actualidad resulta muy común relacionar la idea de crear video corporativo con un lenguaje extremadamente formal y al mismo tiempo carente de todo tipo de dinamismo.

Se entienden perfectamente las razones por las que crear un video corporativo pareciera ser sinónimo de aburrimiento, sin embargo hay muchos videos en los que las empresas muestran su lado más divertido. Con ya muchos años establecido como industria, la producción de corporativos ha adquirido nuevos giros que le permiten abordar estilos que en el pasado podrían ser impensables. Las alternativas temáticas son infinitas y es por este motivo que a continuación te haremos algunas sugerencias para dotar de dinamismo a tu próximo video corporativo.

1.Un día en la vida de algún empleado, una gran idea para crear video corporativo.

Cada empleado tiene una visión muy diferente acerca del trabajo que desempeña para tu empresa. Con su debida planeación, algo que puede funcionar muy bien es elegir a algún empleado con carisma y seguirlo durante todo el día. La clave está en preguntarles que es lo que hace durante un día entero de trabajo y luego seguirlo por todos lados. Al adoptar este estilo, lograrás dos objetivos distintos. El primero es que podrás conocer mucho mejor a algún empleado de tu negocio, y la segunda es que establecerás lazos más personales con los espectadores.

2.  Las anécdotas de la empresa funcionan muy bien para crear video corporativo.

Las experiencias laborales pueden ser muy diversas. Por este motivo te recomendamos elegir a algunos empleados para contar su perspectiva de alguna anécdota de la empresa, ya sea una historia graciosa o la narración de algún acto heroico, siempre resultará divertido comparar las diferentes versiones que existen de la misma historia. La forma de contar de cada empleado irá completamente relacionada con el puesto que desempeñan en la empresa, de esta manera, mientras los espectadores escuchan una historia entretenida, también reciben una buen prueba de lo que es el clima laboral.

3.  Antes y después, otro factor clave al crear video corporativo.

Así como sucede en cualquier infomercial, mostrar el antes y el después suele impactar mucho en los espectadores. Si tu empresa está a punto de desarrollar un proyecto, entonces es el momento perfecto para grabar todo el proceso que conlleva desde el comienzo hasta el final. Para acompañar la exposición de este proceso, lo mejor será recopilar las impresiones del personal implicado, primero antes de comenzar y luego una vez que se concluyó con el proyecto. Una vez más, esta es una gran forma de humanizar a tu empresa ante los ojos de los clientes potenciales.

Crear videos corporativos a veces puede sugerir una actividad aburrida, sin embargo no debes guiarte por la formalidad del nombre pues hay muchas maneras de agregar originalidad. Además de éstas tres sugerencias, también se pueden hacer nuevas propuestas. Si ya tienes una idea te invitamos a cotizarla con nosotros aquí

CTA